martes, 21 de septiembre de 2010

Beti Gazte 5 - 2 Amara Berri: Un equipo de 20 minutos

20 minutos. Eso fue lo que duró la imagen de un equipo bien plantado, incisivo en ataque y expeditivo en defensa. Después de esos 20 minutos, todo se diluyó, como un castillo de arena cuando sube la marea.

El partido no pudo empezar mejor. Patxi planteó un cambio de sistema con un 4-3-2-1 para dar solidez al medio campo, y todo pareció comenzar sobre ruedas. El Beti Gazte, quizás algo confiado al inicio, se vio totalmente sorprendido, y no tardaron en llegar las ocasiones del Amara ante una defensa rival demasiado adelantada.

Cualquier robo de balón, con un simple pase a la espalda de la defensa local, suponía una seria ocasión de peligro. Y así llegó el primer gol cuando Pablo lanzó un balón al hueco tras un buen desmarque de Lustun, que no desaprovechó el mano a mano con el portero rival. El segundo gol del Amara vino en una acción similar, esta vez protagonizada por Angu, al que solo pudieron parar realizando un claro penalti. Miguelón se ocupó de convertir la pena máxima que suponía el 0-2 ante la sorpresa de propios y extraños.

Pero 20 minutos duró la alegría blanca. Y es que en la primera ocasión en la que los de Amara bascularon erróneamente en defensa, el lateral derecho del Beti Gazte (una auténtica pesadilla durante todo el partido) lanzó un balón al área que supieron aprovechar para acortar distancias. A partir de ahí las dudas asaltaron al Amara Berri. Y lo que había sido un conjunto sólido en los 20 primeros minutos, se convirtió en un castillo de arena.

Se perdió todo el orden defensivo y los locales no tenían problemas para mover el balón, y crear mucho peligro con simples balones colgados al area. De ese modo, antes de llegar al descanso, ya consiguieron dar la vuelta al marcador.

Tras el medio tiempo, todo siguió igual. El Amara Berri volvió al 4-2-3-1 habitual, pero eso no hizo cambiar las cosas. El caos estaba en la cabeza de los jugadores, y ningún esquema podía ya cambiar eso. De tal forma, el Beti Gazte, con un juego simplón pero efectivo amplió la ventaja hasta situar el 5-2 definitivo.

Otro duro traspiés del conjunto de Amara que sigue mostrando muchísimas dudas y falta de confianza en su juego, aunque al menos esta vez, se pudieron ver 20 minutos para la esperanza que se tienen que convertir en la guía para encontrar el camino hacia un juego sólido.

Este fin de semana el Amara viajará a Beraun para medirse de nuevo fuera de casa a un equipo que conocen bien de la pretemporada, el Beti Ona, que tampoco ha tenido un arranque bueno de liga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario